Bienvenido a Coaching en igualdad. Gracias por visitarnos!

¿Grandes revoluciones o pequeños cambios?

By Mercedes Cano

Posted in | Tags :

Como coach que acompaña cada día a personas que quieren conseguir sus objetivos, veo con mucha frecuencia como el peso del objetivo o la magnitud del proyecto puede desanimar a las personas a seguir avanzando.

Tomando el símil de escalada que resulta muy visual, la lejanía de la cumbre hace que no se sientan capaces de llegar siquiera a alcanzar el campamento base.

Sin embargo, todos sin excepción nos sentimos capaces de dar un primer paso, al cual suele seguir sin demasiada dificultad un segundo paso y varios pasos sucesivos más, dados cada vez con un poco más de confianza y andar más firme.

¿Hasta que punto utilizamos la magnitud del proyecto para justificar nuestra falta de acción?

En política, sucede con frecuencia que  pensar en una gran revolución o un cambio social de gran magnitud,  haga que el proyecto resulte inabarcable.

Como persona que trabaja en el mundo de la política, ¿Vives la posibilidad de mejorar nuestra sociedad como esa cumbre inaccesible a la que te sientes incapaz de llegar?

¿Cómo te hace sentir la idea de que esa revolución pueda estar formada por pequeños cambios que puedes provocar en tu entorno, en tu organización, en tu nivel de responsabilidad, sea éste cual sea?

¿Qué pequeños o grandes pasos sabes que eres capaz de dar en tu día a día, en tu entorno controlado, para acercarte más con tu trabajo y tu gestión a esa meta por la que trabajas? ¿Qué actitudes, qué pequeños cambios puedes tú impulsar desde tu ámbito de influencia, dentro de tu municipio, de tu provincia, de tu puesto en el partido?

¿Qué pasos por pequeños que parezcan ya estás dando en tu labor diaria, que sientes que te acercan en tu camino a conseguir ese objetivo, a coronar esa cima en tu trabajo por la sociedad?

Una vez identificados, ¿tienes localizadas las fortalezas que te hacen capaz de dar esos pasos? ¿De qué recursos te has servido para conseguirlo? ¿Te reconoces el mérito de esos pasos dados?

A veces los coaches comprobamos lo fácil que resulta identificar aquello que no hemos sido capaces de hacer y el sufrimiento y el dolor que ello provoca y cómo, sin embargo, pocas veces nos permitimos alegrarnos y felicitarnos por lo ya conseguido. El orgullo legítimo y la alegría de lo conseguido pueden ser una fuente de energía y autoconfianza muy poderosa.

La eficacia de apoyarnos en nuestros logros pasados  para modelar aquellas actitudes exitosas que nos ha llevado a cumplir con pequeños objetivos, puede ser la clave para sentirnos capaces de seguir dando esos pasos que, por pequeños que parezcan, implican un avance en el recorrido hacia nuestra meta.

Reconocer el mérito de lo ya conseguido nos enseña a modelar nuestro propio comportamiento.

Tener presente “nuestra mejor versión” hará que conectemos con nuestros propios recursos en los momentos necesarios, cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles, conflictos o problemas de solución compleja, o simplemente momentos de desaliento.

La diferencia entre sentirse actor y protagonista del día a día en lugar de elegir ser víctima de las circunstancias externas, puede ser la clave para ponerse en marcha y a la larga lograr nuestro objetivo; para conseguir hacer cumbre.

Dejarnos llevar, vivir en la queja y la justificación de la inacción, es renunciar a nuestro objetivo para transformarlo en un sueño inalcanzable.

¿Cuáles son los pasos que podrías dar y no estás dando?

¿Qué obstáculos, qué dolor puede estar actuando como paralizador en tu avance?  ¿Son obstáculos reales? ¿Qué fortalezas tuyas puedes utilizar para vencerlos? ¿Puede ser el mismísimo “miedo al miedo” el que está actuando como freno?

¿Cómo puede “tu mejor versión” ayudarte a ver delante de ti ese espacio seguro en el que apoyar tu siguiente paso?

¿Qué misión y que valores te llevaron a enrolarte en el mundo de la política y el servicio al ciudadano?

¿De qué manera sientes que en tu trabajo diario estás honrando o puedes honrar esos valores en cada pequeña acción?

¿Sientes que tal vez no puedas cambiar el mundo pero que tus valores personales pueden influir positivamente en el entorno de tu trabajo diario en política?

¿Qué cosas sabes ya que puedes aportar para que la ejecución de tu tarea esté alineada con los valores que defiendes?

¿Qué cosas NO quieres tener en tu recorrido de las que ya a día de hoy puedes desprenderte?

Alguien dijo que la diferencia entre un sueño y un objetivo está en la ACCIÓN.

Como coach, sé que todos somos capaces de hacer aquello que nos proponemos.

La pregunta es: ¿Quieres conformarte con soñar o decides a pasar a la acción?

 

About The Mercedes Cano

No comments yet.

Deja un comentario

Comment


btt